Al servicio de la fe y la promoción de una justicia evangelizadora

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

NUESTRA HISTORIA

HISTORIA DEL COLEGIO CENTRO AMÉRICA.

Hablar del Colegio Centro América no me resulta una tarea fácil por dos razones. La primera de ella porque no soy historiador y la segunda porque han sido tantas las situaciones de crisis y crecimiento que le ha tocado vivir al colegio, que resulta difícil recogerla en estas pocas páginas. En esta breve reseña he querido destacar 5 etapas que me parecen significativas. La primera de ellas la he titulado fundación en la que se recoge el aporte de los jesuitas de la provincia mexicana. La segunda la he titulado crecimiento y consolidación. La tercera cambio de guardia. En este punto considero como muy importante el apoyo de los jesuitas de castilla España. La cuarta la he titulado 1967… traslado a Managua y la última año 1980 hasta la actualidad.

Pienso que en cada una de estas etapas de crisis y crecimiento del CCA han intervenido no solamente jesuitas ejemplares, sino también docentes, personal administrativo y de mantenimiento que han sabido imprimir en su misión diaria el legado del carisma ignaciano de “EN TODO AMAR Y    SERVIR”.

El Colegio Centro América, nació en el año de 1916 en la ciudad de Granada, Nicaragua como producto de la persecución que estaban viviendo los jesuitas de la provincia de México. Esta provincia – la mexicana – tenía un carácter internacional conformado por los jesuitas de distintas nacionalidades: españoles, italianos, mexicanos. Al llegar a Nicaragua, se extendieron al resto de Centroamérica. Entre los fundadores estuvieron:

  • El P. Camillo Crivelli (Italiano), quien fue un hombre de mucho influjo entre los jesuitas y llego a ser el primer asistente (1938 - 1946) de América Latina y revisor general desde 1946 hasta su muerte en el año 1954.
  • El P. Antonio Stella (italiano), gran educador durante muchos años, estuvo entre los fundadores del colegio y murió en el año de 1968 cuando el colegio se trasladó a Managua. El P. Stella fue famoso por el libro de Álgebra que editó para todo el colegio.
  • El P. Bernardo Portas (Español) que escribió libros de textos de historia de Nicaragua.

 Hacia el año 1920 se logró construir un edificio propio del Colegio Centro América. Para los inicios de esta nueva plataforma educativa, se contó con el apoyo del gobierno de Nicaragua y de la Iglesia bajo las emblemáticas figuras de Monseñor Lezcano y Monseñor Canuto Reyes y Balladares, Obispo de Granada. El primer alumno inscrito en el colegio fue José Coronel Urtecho.

Durante estos primeros años, el interés de los jesuitas estuvo centrado en el diseño de un plan de estudios que tuviera una vertiente humanista y otra científica. Esto se tradujo por un lado, en la construcción de una buena biblioteca y unos laboratorios de física, química y biología. Con el paso del tiempo se llegó a tener un parque zoológico y un museo de ciencias naturales, ambos en los predios del Colegio Centro América de Granada.

Al frente de este proyecto estuvieron los padres Bernardo Ponzol e Ignacio Astorqui. Ambos, conocedores e investigadores de la flora y fauna nicaragüense y autores de libros científicos.

En la vertiente humanista de los estudios entraba la música, el teatro, la oratoria y la declamación. Al igual que hoy, había una sana emulación de los estudiantes por medio de actos públicos académicos de reconocimiento de méritos en la formación integral.

Al llegar a Nicaragua los Jesuitas de la provincia de Castilla (España), los jesuitas de la provincia mexicana se fueron retirando poco a poco. Esto supuso la inyección de una sabia nueva que ayudó a consolidar la buena formación que ya se impartía en el Colegio Centro América.

El primer edificio del colegio era de adobe y hacia los años 50 se dio la segunda construcción del edificio, de concreto en su totalidad, donde se inauguraron varios pabellones.

Mientras el Colegio seguía su desarrollo en Granada, hacia el año de 1964, se abrieron en Managua unas aulas de educación Primaria que funcionaron en el entonces hospicio Zacarías Guerra (la actual calle Colón). A la vez se empezó la construcción del edificio actual Colegio Centro América en Managua.

El diseño de drenajes y campos del Colegio que han permitido un ambiente propicio para el estudio se debe gracias al hermano Ignacio Beguiristain (q.e.p.d. ) quien vivió hasta sus 98 años de edad, 80 de Compañía de Jesús y 70 de haber llegado a Nicaragua, en la comunidad San Ignacio de Loyola del Colegio Centro América. Una vez habilitado el nuevo edificio, el traslado se hizo paulatinamente. Primero la primaria a Managua, y hacia el año 1967 se trasladó todo el Colegio de Granada a Managua. Este traslado tuvo varios efectos:

  • Aumentó el número de alumnos.
  • Se dio un cambió en el sistema educativo: de internado a externado.
  • Cambió la composición social de los alumnos: de una sociedad granadina conservadora, se reciben alumnos de estratos más populares.

El triunfo de la Revolución Popular Sandinista del año 1979, trajo también un momento de cambio y de crisis para el colegio. A continuación enumeramos los más significativos:

  • En el servicio militar obligatorio, murieron muchos alumnos.
  • Institucionalmente los alumnos del colegio participaron en los cortes de café y la cruzada nacional de alfabetización.
  • También, muchos padres de familia retiraron a sus alumnos del colegio porque no estaban de acuerdo con la nueva política del colegio.

En el año 1984, el colegio opto por la co-educación. Esto también supuso un momento de cambio y de crisis.

  • Cambió el estilo de aprendizaje y el modo de ser.
  • Cambiaron las relaciones entre los estudiantes.

Hacia los años 60, en toda la Compañía de Jesús se dio un auge de lo social motivado por las orientaciones del concilio Vaticano II. En muchos jesuitas empezó a rondar en la cabeza un interés por trabajar explícitamente a favor de la justicia y abandonar el apostolado educativo. Este momento de crisis se vio superado gracias al interés que tuvo el P. Pedro Arrupe por hacer florecer el apostolado educativo de la Compañía de Jesús. Consideró de mucha actualidad las palabras que dio en la clausura del simposio sobre la educación celebrado en Roma el 13 de septiembre en 1980.

Podríamos decir que a lo largo de esta última etapa, el Colegio Centro América ha hecho eco del impulso que ha supuesto la renovación pedagógica de la Compañía de Jesús desde cuatro dimensiones:

  • Se ha recobrado la dimensión Pastoral en los diversos miembros de la comunidad educativa: los estudiantes, los profesores, los padres de familia y los jesuitas que laboran en ella.
  • Se ha relanzado la puesta en práctica de la frase acuñada por el P. Pedro Arrupe de formar hombres y mujeres para los demás.
  • Se ha dado una absorción de la nueva pedagogía que busca un conocimiento con significado. Aquí podríamos destacar como valiosos los aportes de Piaget y el constructivismo.
  • Se ha dado propiciado una renovación pedagógica en los docentes del colegio, donde un tercer grupo de docentes han obtenido el grado de Master en educación y aprendizaje y otro grupo en diplomados.

El Colegio Centro América, a lo largo de estos noventa y seis años de camino y misión educativa en Nicaragua, ha tenido bajo su dirección, la figura de 23 rectores que han sabido dirigir y adaptar las orientaciones educativas de la universal Compañía de Jesús.

Formar “hombres y mujeres para y con los demás